Área de Lenguaje – Motricidad Oral

¿Qué es la Motricidad Orofacial?

La Motricidad Orofacial es una disciplina profesional de la logopedia. Se encarga de la prevención, evaluación y tratamiento de las alteraciones de la musculatura oro-fonatoria. Su base se centra en el funcionamiento del sistema estomatognático, que es el conjunto de órganos que posibilita hablar, respirar, comer, masticar, deglutir, succionar, respirar, besar, etc.

La Terapia Miofuncional (TM), se define como el conjunto de técnicas y procedimientos puestos en práctica para mejorar o corregir el desequilibrio o alteraciones de la musculatura orofacial, conseguir nuevos patrones musculares, eliminación de los hábitos orales nocivos y mejoramiento de la estética del paciente.

Campo de actuación de la Terapia Miofuncional (TM).

El tratamiento rehabilitador de la musculatura orofacial abarca diferentes patologías y alteraciones dentro del área de logopedia. Generalmente la Terapia Miofuncional se asocia al tratamiento de la deglución atípica y a los trastornos asociados a ella, sin embargo la Terapia Miofuncional también se aplica en las siguientes alteraciones o trastornos:

  • En los tratamientos de ortodoncia, fundamentalmente en los casos que existe una respiración bucal y en los casos en los que hay que corregir la posición de la lengua. También cuando hay que corregir los problemas del habla o de la pronunciación.
  • La Terapia Miofuncional contribuye a la corrección de los dientes y a la eliminación de hábitos nocivos.
  • En trastornos o en patologías de origen neurológico central o periférico. Como en el caso de los accidentes cerebrovasculares (ACV) y traumatismos craneoencefálicos. Tamnbién enfermedades neurodegenerativas como en el Parkinson, en la esclerosis múltiple y en parálisis faciales, que producen alteraciones en la musculatura orofonatoria. Estas dificultades van a ocasionar dificultades para tragar, es decir, disfagia y para hablar, es decir disartria.
  • Parálisis Cerebral Infantil (PCI). En estos casos la Terapia Miofuncional debe hacerse precozmente debido a que las alteraciones de la motricidad bucofuncional dan lugar por un lado, a que estos pacientes tengan dificultad para succionar, para coger los alimentos, retenerlos , masticarlos, desplazarlos y propulsarlos desde la boca hasta la faringe y dificultad para retener la saliva, por otro lado, van a tener problemas para articular los sonidos del habla.
  • La afectación de los pares craneales dificulta la realización de las praxias neuromotoras imprescindibles en los procesos de deglución, articulación y fonación; por lo que es necesario la aplicación de una Terapia Miofuncional.
  • En los trastornos congénitos. Como en el caso de pacientes con fisura palatina, labio leporino, etc. La Terapia Miofuncional debe hacerse precozmente, con el objetivo de mejorar la musculatura orofacial que interviene en los procesos de la deglución, del habla, es decir, disglosia y de la voz. En los casos que sea necesaria cirugía el tratamiento puede ser prequirúrgico y posquirúrgico.
  • En los trastornos genéticos. Como es el caso del síndrome de Down, dentro de la estimulación temprana, debe estar contemplada la Terapia Miofuncional. Estos niños van a presentar alteraciones de las estructuras orofaciales que van a provocar disfunciones en la deglución y en la articulación de los sonidos del habla.
    En las alteraciones del habla de origen funcional. Como es en el caso de las dislalias funcionales, es decir cuando los niños habla mal, sin que exista una causa ni neurología ni hay afectación anatómica de los órganos fonoarticulatorios.
  • En la edad infantil el desarrollo maxilofacial está en pleno apogeo, por ello es fundamental realizar una Terapia Miofuncional.
    En malformaciones faciales y craneales de origen adquirido. Como en el caso de cirugía maxilofacial de cabeza o de cuello o por accidentes, que dejan como secuela alteraciones en la musculatura orofonatoria.

La TM puede ser aplicada tanto a niños como a adultos, debe ser individualizada y adaptada a las necesidades de cada paciente. La terapia se centra básicamente en ejercicios de praxias, de técnicas estimulación mecánica y/o táctil, masajes y en el control postural.

La TM se engloba dentro de un equipo multidisciplinario, donde se establece un intercambio de información y de actuación entre los distintos profesionales.

La colaboración de la familia es imprescindible para conseguir los objetivos.

Objetivo de la Terapia Miofuncional.

La TM tiene como objetivo fundamental conseguir la normalización o mejorar la musculatura orofacial, para ello se realiza una adecuada evaluación y se pone en práctica un tratamiento dirigido a las disfunciones de la musculatura orofacial.

Ejercicios de motricidad orofacial (praxias oro-faciales).

Pautas generales para hacer los ejercicios de motricidad orofacial:

  • Realizar los ejercicios frente al espejo, con la ayuda de un familiar o el cuidador, que servirá de modelo.
  • Realiza los ejercicios al menos una vez al día, cada uno como mínimo cinco veces.
  • Se debe evitar la fatiga y el cansancio.
  • Elegir un momento para realizar los ejercicios en que el paciente esté descansado.
  • No es aconsejable realizarlos los ejercicios inmediatamente después de comer.
  • Realizar los ejercicios en un lugar cómodo y tranquilo.
  • Repetir los ejercicios varias veces siempre que no aparezca fatiga.
  • Todos los ejercicios siempre se deben hacer bajo supervisión.
  • El tratamiento es más efectivo si se practica de forma intensiva. Se aconseja dedicar periodos de aproximadamente 10 minutos, 3 veces al día y si es posible cada ejercicio 5 veces.

Ejercicios de praxias linguales

  • Sacar y meter la lengua de la boca a distintos ritmos.
  • Lengua a la derecha, lengua a la izquierda.
  • Boca abierta. Llevar la lengua arriba y abajo.
  • Boca cerrada. Llevar lengua a un lado y a otro.
  • Pasar la lengua por los labios.
  • Pasar la lengua por dentro de los labios.
  • Hacer el trote del caballo.
  • Hacer ejercicios de vibración de lengua.
  • Abrir y cerrar la boca sin descolocar la lengua de la zona alveolar.
  • Doblar la lengua hacia arriba.
  • Barrer el paladar con el ápice de la lengua.

Posición correcta de la lengua en reposo: la punta de la lengua tocando la arruga palatina o los alvéolos, el dorso de la lengua apoyado suavemente sobre el paladar. La lengua no debe tocar los incisivos, ni colocarse sobre el paladar blando. Debemos estar pendientes de que no se produzca ningún movimiento compensatorio de cara, cabeza o cuello

Ejercicios de praxias labiales:

  • Inflar las mejillas y desinflar.
  • Sonreír sin abrir la boca.
  • Sonreír con la boca abierta.
  • Sonreír emitiendo las vocales /i/, /a/.
  • Sostener un bolígrafo, lápiz o pajita con el labio superior.
  • Tirar besos.
  • Proyectar los labios hacia la derecha e izquierda.
  • Con los labios proyectados abrir y cerrar (pez).
  • Hacer vibrar los labios.
  • Abrir y cerrar la boca como si se bostezara.
  • El labio superior esconde al inferior.
  • El Labio inferior esconde al superior.
  • Introducir en la boca un botón con un hilo y estirar del hilo hacia fuera, arriba o abajo intentando que sólo trabajen los labios.
  • Introducir un depresor entre los dientes e intentar cerrar los labios.
  • Introducir un depresor entre los dientes e intentar tirar besitos.
  • Sujetar con los labios un depresor. Cuando este ejercicio esté conseguido hacerlo a modo de pesas.

Ejercicios de praxias mandibulares:

  • Abrir y cerrar la boca rápidamente-lentamente
  • Abrir la boca rápidamente-cerrar lentamente.
  • Abrir la boca lentamente-cerrar rápidamente.
  • Llevar la mandíbula hacia la derecha e izquierda.
  • Llevar la mandíbula hacia delante y hacia atrás.Bostezar con la boca abierta y con la boca cerrada.
  • Hacer como si masticamos un chicle.

Ejercicios de respiración:

DSC_0042(3)La respiración correcta es fundamental como hemos comentado es la base de la TM. Para conseguir una adecuada respiración diafragmática se debe:
• Coger aire por la nariz sin esfuerzo, llevándolo hasta el abdomen (diafragma) y percibir que este se eleva.
• Se debe retener el aire aproximadamente 3 segundos.
• Dejar salir el aire por la boca, suave y lentamente.
La respiración se hará en diferentes posiciones, acostado, sentado y de pie cuando se pueda.

Ejercicios de respiración-base.

  • Inspiración nasal suave y corta. Retener el aire. Espiración bucal suave y larga.
  • Espiración nasal suave y corta. Retener el aire. Espiración bucal suave y en dos veces.
  • Inspiración nasal en dos veces. Retener el aire. Espiración bucal larga y suave

Cada ejercicio repetirlo 3 veces.

 

Registra tus datos para coordinar una evaluación gratuita

1 + 7 =

¿NO HAS TENIDO RESULTADOS FAVORABLES ANTERIORMENTE?

Si vas llevando a tu familiar meses de terapias sin resultados, visítanos y solicita una evaluación gratuita. Nuestro staff profesional evaluará y recomendará si requiere el apoyo de mas áreas. Lo más importante es la dicha y felicidad de tu familia. No olvides que las terapias se complementan con pautas que se deben poner en práctica en el hogar.